DISEño de empaques creativos

diseño de empaque creativo.001.jpeg

El diseño creativo es una de las disciplinas más buscadas por gerentes de marketing, brand managers y empresarios que saben la ventaja competitiva que significa resolver exitosamente los retos que plantea el posicionamiento de un producto a través de la apariencia del empaque.

Algunas veces a manera de eufemismo se utiliza el término diseño creativo para referirse a un diseño moderno, minimalista o innovador. Pero la creatividad no sólo sirve para solucionar problemas complejos de comunicación visual a través de la modernización de empaques, o de la transformación de marcas a terrenos visualmente revolucionarios, sino que también el diseño creativo sirve para dar balance y encontrar el equilibrio necesario para marcas y productos clásicos que se encuentran ávidos de conquistar nuevos mercados pero no quieren perder su reconocimiento de marca y mercado actual.

La creatividad se basa en escoger caminos visuales adecuados, y a pesar de las limitantes propias de cada proyecto de desarrollo de empaque, conseguir un resultado que cumpla los objetivos comerciales y de marca. Las limitantes naturales del desarrollo de empaque suelen ser:

  • Límites relativos al espacio disponible en el empaque

  • Límites relativos a la capacidad de reproducción del impresor de empaque seleccionado

  • Límites relativos a los recursos económicos disponibles para elevar el diseño de empaque a través de fotografía propietaria, ilustración de alta calidad o acabados premium de impresión como barnices, troquelados, relieve, grabado, termograbado y perforado.

Los objetivos de marca y comerciales para rediseñar el empaque de un producto suelen estar incentivados por malos resultados comerciales, bajo reconocimiento de marca, un desempeño de producto menor al esperado, o fuerte presión de las cadenas de supermercados por evolucionar la imagen de un producto que tiene poca competitividad. La mayoría de los clientes que se acercan a nosotros para el rediseño de sus empaques o etiquetas, tiene alguno de los siguientes problemas:

  • Marca débil o irrelevante en el anaquel

  • Su empaque es invisible o difícil de notar en el anaquel

  • Falta de reconocimiento de marca

  • Baja o decreciente competitividad dentro de la categoría de consumo

  • Tienen dificultades para ganar nuevos consumidores

  • Los consumidores están confundidos con el empaque, ya sea por un reciente re-diseño fallido o porque no logran expresar eficientemente qué tipo de producto son, qué problema solucionan y por qué deben ser adquiridos.

  • El empaque luce fatigado en comparación con otros consumidores, y compiten en una categoría vanguardista.

  • El consumidor tiene problemas para navegar a través de su línea de productos.

  • El producto tiene una saturación de mensajes.

Después de haber evaluado y documentado todas éstas problemáticas comerciales, es momento de emprender las discusiones apropiadas entre marca y agencia para escoger los caminos visuales adecuados y tomar decisiones complejas para re-orientar la comunicación de marca hacia un modelo más efectivo y consistente. Cuando se logran acuerdos fundamentales y estratégicos entre agencia y marca, se puede comenzar el trabajo visualmente creativo, que siempre debe ser posterior al trabajo intelectual de comprensión del mercado, ya que una base estratégica sólida servirá como base y guía central del diseño de empaques.